domingo, 20 de octubre de 2019

Vecinos y Propietarios de casas y departamentos de Ñuñoa presentan Reclamo de Ilegalidad ante el Alcalde por eliminación de artículo que protege villas y poblaciones de Ñuñoa de Guetos Verticales, y por permitir balcones hacia las propiedades vecinas


Vecinos y Propietarios de casas y departamentos de Ñuñoa presentan Reclamo de Ilegalidad ante el Alcalde por eliminación de artículo que protege villas y poblaciones de Ñuñoa de Guetos Verticales, y por permitir balcones hacia las propiedades vecinas.

Veámoslo en lenguaje simple:

¿Vive usted al frente de una calle de menos de 12 metros?

¿Está de acuerdo que le hagan una torre al frente llena de departamentos como los que están haciendo de 35 metros cuadrados donde hacen caber tres piezas, dos baños con un estacionamiento por cada unidad donde se supone que vive una familia pequeña y terminan viviendo seis o más personas?

¿Está de acuerdo que pongan balcones encima de su propiedad zapeando su vida y tirando cigarros y cervezas cuando hacen fiestas?

Desde el año 1931, que se limita la altura de acuerdo a la calle para no afectar el asoleamiento, la privacidad, la ventilación y el desplazamiento de vehículos y personas. Por eso se hizo la primera ley de urbanismo que puso como principios fundamentales la higiene y la seguridad. Por otro lado se limitó la altura frente a calles y pasajes de menos de 12 metros, entre otros motivos, para que pudieran subir las escaleras telescópicas y desplegar otro tipo de soluciones de emergencia. Se tomó sobre todo después del tristemente famoso incendio de las torre de Santa María.

Desde este último suceso se estableció en este y muchos otros planos regulador el límite de 3 pisos cuando se enfrenta a una calle o pasaje de menos de 12 metros.

Esto está regulado en nuestro plan regulador, además por una resolución del Gobierno Regional de 1995, pero como se ha puesto de moda los guetos, alguien quiso derogarla aprovechándose de la modificación de la zona sur de Ñuñoa pero los urbanistas que asesoran a los vecinos se dieron cuenta y se opusieron incluso con el apoyo del alcalde y el concejo. Sin embargo, cuando publicaron la modificación en el diario Oficial, increíblemente, para sorpresa de todos, irresponsablemente este artículo, que ponía límite de tres pisos frente a los pasajes y calles estrechas había sido eliminado y más aun aprobaron balcones peligrosamente cerca de las propiedades vecinas

Mientras se buscan explicaciones se han creado comisiones, pero como dicen los políticos viejos, si quieres cambiar algo para que nada cambie, arma una comisión de investigación.

Sin embargo, los políticos-técnicos dedicados a la empresa privado-publica que consiguieron este beneficio para las inmobiliarias de siempre, no hizo tonto a un grupo de valientes y decididos vecinos de Ñuñoa que otra vez han tomado el toro por las astas y para facilitarle el trabajo al alcalde han ingresado un reclamo de ilegalidad para que invalide esta norma aborrecida por todos los ñuñoinos salvo … los que quieren hacer mega edificios enfrente a una calle de menos de 12 metros y poner balcones encima de la casa de los vecinos.

Pasa que los chilenos de buena voluntad no son giles y están atentos al cuidado de sus casas para que los encapuchados, vándalos y evasores de cuello y corbata no les roben sus derechos como ha estado ocurriendo.

Así pues nuestro alcalde, quien ha reconocido lo justo de sus demandas, tiene la oportunidad de que los enemigos de la gente de buena voluntad, los buenos chilenos no se expongan a que los violentistas y vándalos de cuello y corbata se aprovechen de este lamentable error de la autoridad y le chanten una mega estructura, monumento a la maldad de los especuladores a un chileno de alma y corazón.

Así pues, los vecinos son contrarios a ciertos funcionarios públicos antisistema, que estando casado con la función pública, en realidad nos gorrean con algunos agentes del mundo privado.

Afortunadamente, estos dos problemas que presenta la modificación 18 son de fácil solución, tal y como lo han planteado los ñuñoínos de corazón los cuales, respetuosa y pacientemente proponen la aplicación de las herramientas administrativas que dispone la administración pública, y han interpuesto ante el alcalde que invalide solo los errores cometidos en estos dos aspectos sin afectar los beneficios positivos de la Modificación 18, el Municipio se encuentra hace más de un mes entre la indecisión y el inmovilismo mientras los vándalos y evasores de cuello y corbata, ven que dejaron la reja abierta para entrar a robar los derechos de los vecinos destruyendo el barrio que por decenios han logrado consolidar.

La ventaja del reclamo interpuesto por los buenos chilenos que solicitaron la invalidación o la nulidad de los aspectos específicos que se aprobaron contrariando la voluntad de la comunidad, el COSOC, el Concejo y el Alcalde, dejaron en bandeja la solución al alcalde y al concejo.

Si el Municipio no aprovecha esta oportunidad generada por la comunidad para enmendar los problemas detectados, y por el contrario rechaza la nulidad parcial o la invalidación parcial de los artículos específicos que afectan a la comunidad ñuñoina a este respecto, el problema se trasladará a la Corte de Apelaciones y posteriormente a la Corte Suprema, generando incertezas jurídicas tanto para los vecinos como para las inmobiliarias sobre la real aplicabilidad de este par de normas desafortunadas promovidas aparentemente por la SEREMI del MINVU, que parece que ahora le dio por creerse dueño de nuestra comuna a pesar de que, salvo excepciones, ni viven por estos lados, esto ya se parece a los tiempos en los que había que preguntarle al reyezuelo de España si se podía comprar arroz a los chinos o té a Ceylan.

Como los vecinos de un tiempo a esta parte se han puesto estudiosos, han consultado con expertos y resulta ser que lo que está pasando está contra la mismísima Constitución Política del Estado.

En efecto, el art. 119 de nuestra carta fundamental (Constitución) dispone:

Artículo 119.- En cada municipalidad habrá un concejo integrado por concejales elegidos por sufragio universal en conformidad a la ley orgánica constitucional de municipalidades. Durarán cuatro años en sus cargos y podrán ser reelegidos. La misma ley determinará el número de concejales y la forma de elegir al alcalde.

El concejo será un órgano encargado de hacer efectiva la participación de la comunidad local, ejercerá funciones normativas, resolutivas y fiscalizadoras y otras atribuciones que se le encomienden, en la forma que determine la ley orgánica constitucional respectiva.

La ley orgánica de municipalidades determinará las normas sobre organización y funcionamiento del concejo y las materias en que la consulta del alcalde al concejo será obligatoria y aquellas en que necesariamente se requerirá el acuerdo de éste. En todo caso, será necesario dicho acuerdo para la aprobación del plan comunal de desarrollo, del presupuesto municipal y de los proyectos de inversión respectivos.

La Ley 18.695 Ley Orgánica de Municipalidades completa los deberes a este respecto del Concejo:

“Párrafo 2º

Funciones y atribuciones

Artículo 3º.- Corresponderá a las municipalidades, en el ámbito de su territorio, las siguientes funciones privativas:

……….

b) La planificación y regulación de la comuna y la confección del plan regulador comunal, de acuerdo con las normas legales vigentes;”



Los planes reguladores comunales están definidos en la LGUC:

“Artículo 41°.- Se entenderá por Planificación Urbana Comunal aquella que promueve el desarrollo armónico del territorio comunal, en especial de sus centros poblados, en concordancia con las metas regionales de desarrollo económico-social.

La planificación urbana comunal se realizará por medio del Plan Regulador Comunal.

El Plan Regulador es un instrumento constituido por un conjunto de normas sobre adecuadas condiciones de higiene y seguridad en los edificios y espacios urbanos, y de comodidad en la relación funcional entre las zonas habitacionales, de trabajo, equipamiento y esparcimiento.

Sus disposiciones se refieren al uso del suelo o zonificación, localización del equipamiento comunitario, estacionamiento, jerarquización de la estructura vial, fijación de límites urbanos, densidades y determinación de prioridades en la urbanización de terrenos para la expansión de la ciudad, en función de la factibilidad de ampliar o dotar de redes sanitarias y energéticas, y demás aspectos urbanísticos.”

Como se desprende de la definición de plan regulador, y en base a lo dispuesto en nuestra carta fundamental, una ley orgánica constitucional y otra serie de leyes relacionadas, se concluye que quienes mejor pueden entender las necesidades urbanísticas de la ciudad relativas a la higiene, seguridad y relación de funcionalidad en los términos prescritos son en primer lugar los habitantes de la comuna y sus autoridades locales. No resulta legal ni razonable entonces que se haya decidido por la SEREMI no respetar la voluntad soberana libremente expresada de la comuna por una interpretación que tiene ribetes administrativos y antojadizos, más aun tratándose de funcionarios que pueden no revestir idoneidad técnica alguna en materia de urbanismo, como lo es el actual Ministro de Vivienda que es de profesión abogado y que ha dedicado su vida a la política y cuya carrera la realizó en Ñuñoa lo cual resulta a lo menos curioso.

Por otro lado los vecinos recurrentes, estudiosos de nuestra constitución, le recuerdan a los funcionarios público-privados que el estado está al servicio de la persona humana y no al de personas jurídicas como grandes inmobiliarias que, comprensiblemente, buscan solamente un mejor rendimiento de sus inversiones, lo cual no corresponde en caso alguno al fin último del urbanismo y menos de un plan regulador.

Por otra parte, el Concejo aparentemente todavía choqueado por el efecto de esta decisión irracional de la SEREMI del MINVU aún no tiene la claridad del curso a seguir y han optado por seguir el camino que tantos vecinos de Ñuñoa han debido realizar, ir a reuniones de trabajo con la SEREMI y los funcionarios del Ministerio que provocaron el problema. Si bien los vecinos han tenido que utilizar la ley de lobby y en más de un caso han recibido malos tratos de funcionarios subalternos a los cuales les paga su sueldo e insumos. Por primera vez en años se ven algunos concejales preocupados del tema, pero no es malo recordar que se vienen temporada de elecciones donde esperamos que esta vez ganen los mejores DE ÑUÑOA.


Reunión SEREMI-CONCEJO: A la derecha del Alcalde el Jefe del Departamento de Desarrollo Urbano e Infraestructura Fabián Kuskinen Sanhueza, a la derecha del Concejal Guido Benavides el Jefe de Gabinete de la SEREMI Javier Acuña Maturana

Ya se conocerá en detalle lo que ocurrió en esa reunión, probablemente y como han sido sorprendidos más de una vez por nuestros vecinos y propietarios afectados, la SEREMI seguramente ha negado toda o alguna de la información entregada por los funcionarios Municipales a las instancias públicas del Municipio, partiendo por aquella información que les pudiese comprometer y con toda seguridad le dirían a nuestras autoridades comunales que el único camino a seguir sería el más largo y demoroso, que casualmente coincidirá con el tiempo necesario para que sigan ingresando solicitudes de anteproyectos y permisos a granel en aquellas zonas que se trata de proteger por el Art.18 y los cuerpos salientes.

Si quieren conocer el contenido del reclamo que deberá fallar nuestro alcalde haga click acá:


jueves, 10 de octubre de 2019

EXTRA, EXTRA Noticia sobre Concejo extraordinario por las ilegalidades cometidas en la modificación 18 del Plan Regulador Comunal, una acción de protesta interrumpió el concejo bajo el eslogan “Artículo 18 estafa comunal, a los Ñuñoinos nos tratan de engañar”


Se trata de la audiencia especial para revisar cómo la SEREMI del MINVU cometió la ilegalidad de borrar la protección preexistente de no permitir construcciones sobre 3 pisos en predios que enfrenten a pasajes o calles de 12 metros o menos, a pesar de la voluntad de los vecinos y de las autoridades comunales de mantener dicha protección preexistente en la resolución 16 del año 1995 del Gobierno Regional, perfeccionada legalmente al ser tomada razón por la Contraloría General de la República.
Como se anunció días atrás en este medio, el miércoles 9 de octubre a las 18:30 se celebró un concejo comunal extraordinario para tratar todos aquellos aspectos que la comunidad Ñuñoina había detectado como que se aprobó o difundió una cosa a la comunidad y finalmente se terminó publicando en el Diario Oficial otra cosa nada que ver con lo votado y publicado. También los concejales que citaron a este concejo habían solicitado que se indicara todas las calles o pasajes de 12 o menos metros que existen en la comuna y que fueron afectados con la modificación 18 alterada por la SEREMI de Vivienda y Urbanismo.
Los vecinos presentes partieron contrariados cuando asesoría urbana trató de justificar el actuar ilegal de la SEREMI del MINVU basado en dictámenes de la Contraloría General de la República, indicando en una lámina proyectada que se basaba en los siguientes dictámenes de la CGR 85598/13, 28162/16, 34617/13, 72095/15, 38606/16, 11765/17, 12084/17, aparentemente ignorando la penetración de la Internet en la comunidad y el uso del celular, los asistentes googlearon cada dictamen y se dieron cuenta que eran dictámenes  de otras situaciones nada que ver y de otros Municipios, de esta manera pudieron rápidamente detectar que cada dictamen, salvo uno del 2013 no tenía nada que ver con la altura de las edificaciones, y ninguno de estos dictámenes estaba relacionado con Ñuñoa por estar nuestra comuna protegida por la normativa preexistente. Casi la totalidad se trataba de dictámenes sobre el  uso de suelo e incluso sobre patentes de alcoholes, así es cosa de revisar el detalle de los dictámenes que ponemos a su disposición, para que el lector se forme su propia impresión:

  • Dictamen 85598-2013 del ex contralor R. Mendoza sobre el plan regulador de Chiguayante
  • Dictamen 34617-2013 del ex contralor R. Mendoza sobre el plan regulador de Providencia Sobre arborización, nadie comprendió la relación entre este dictamen y el problema de Ñuñoa.
  • Dictamen 72095-2015 de una ex Contralora Subrogante sobre el Plan Regulador de Las Condes por uso de suelo, nadie comprendió la relación entre este dictamen y el problema de Ñuñoa.
  • Dictamen 11765-2017 del Contralor Jorge Bermúdez sobre el Plan Regulador de Vitacura sobre uso de suelo, nadie comprendió la relación entre este dictamen y el problema de Ñuñoa.
  • Dictamen 12084-2017 del Contralor Jorge Bermúdez sobre el Plan Regulador de Las Condes sobre uso de suelo rechazo de cambio de destino, nadie comprendió la relación entre este dictamen y el problema de Ñuñoa.
  • Dictamen 28162-2016 del Contralor Jorge Bermúdez sobre el Plan Regulador de Las Condes Uso de suelo y patentes de alcoholes, nadie comprendió la relación entre este dictamen y el problema de Ñuñoa.
  • Dictamen 38606-2016 del Contralor Jorge Bermúdez sobre el Plan Regulador de San Pedro de la Paz sobre adosamientos, nadie comprendió la relación entre este dictamen y el problema de Ñuñoa.

Se generó gran malestar en la comunidad presente al verificar que en la sesión se estaba tratando de engañarla mezclando problemas de otros Municipios y por aspectos no muy relacionados con la protección sobre la altura que enfrenten edificaciones en relación al tamaño de la vía, dictámenes que por su fecha no pueden afectar disposiciones que regían con anterioridad.

Adicionalmente provocó bastante extrañeza y dudas, que se dijera y se mostrara en las láminas que según la SEREMI la Contraloría tiene como criterio actual y rígido que “las normas urbanísticas deben establecerse en relación a la zona o subzona de que se trate” cuando es de público conocimiento que el origen de esta restricción se basa en un decreto del Gobierno Metropolitano tomado razón por la Contraloría el año 1995. Y sin ir tan lejos nos encontramos con el Decreto supremo 56 de hace un mes que fue tomado razón por la Contraloría y permite establecer o cambiar parámetros de altura de las construcciones, densidad y otros, cuando en las cercanía pase una línea subterránea de Metro o exista un recorrido de buses e incluso esté cerca una notaría y otra serie de condiciones extrañas que determinan estos parámetros urbanísticos.
Tampoco se hizo mención que este asunto ya era cosa juzgada pues ya el año  2016 en la causa ROL 4824-2016 propietarios de Ñuñoa obtuvieron de la Corte de Apelaciones de Santiago, una sentencia definitiva en el sentido que frente a una calle de 12 o menos metros no se puede edificar sobre los 3 pisos u 8 metros de altura, sentencia que anuló el anteproyecto que se trataba de edificar.
De esta manera el Anteproyecto N° 50/2015, fue declarado nulo por la Corte de Apelaciones de Santiago en fallo del 30 de noviembre de 2016, causa CA ROL 4824-2016 caratulado “BELTRAN ARACENA GLORIA-MIQUEL TAGLE MARIA VERONICA-GOYOAGA BERTRAN PATRICIO/MUNICIPALIDAD DE ÑUÑOA” y se desechó la apelación del municipio por sentencia de la Corte Suprema en causa CS ROL 2936-2017 de fecha 26 de enero de 2017, anteproyecto relacionado con la calle Eduardo Llanos de menos de 12 metros. La razón de la declaración de nulidad fue la siguiente en sus vistos 9 y 10:

9°) Que conforme a lo dispuesto en el artículo 116 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones, el Director de Obras Municipales debe verificar el apego a las exigencias urbanísticas consagradas en dicha ley, en su ordenanza general y en los instrumentos de planificación territorial respectivos , al aprobar los anteproyectos de edificación y las autorizaciones para construir. En especial, en los incisos quinto y sexto de dicha disposición, en relación con su inciso séptimo, se preceptúa lo siguiente:“El Director de Obras Municipales conceder el permiso o la autorización requerida si, de acuerdo con los antecedentes acompañados, los proyectos cumplen con las normas urbanísticas, previo pago de los derechos que procedan, sin perjuicio de las facilidades de pago contempladas en el artículo 128.

Se entenderá por normas urbanísticas aquellas contenidas en esta ley, en su Ordenanza General y en los instrumentos de planificación territorial que afecten a edificaciones, subdivisiones, fusiones, loteos o urbanizaciones, en lo relativo a los usos de suelo, cesiones, sistemas de agrupamiento, coeficientes de constructibilidad, coeficientes de ocupación de suelo o de los pisos superiores, superficie predial mínima, alturas máximas de edificación, adosamientos, distanciamientos, antejardines, ochavos y rasantes, densidades máximas, estacionamientos, franjas afectas a declaratoria de utilidad pública y áreas de riesgo o de protección.”;

10 °) Que en el presente caso, al autorizar el anteproyecto ya referido, el Director de Obras de Ñuñoa no dio cumplimiento a dichos deberes legales, al autorizar un anteproyecto de edificación sin ajustarse al instrumento de planificación territorial, en especial en cuanto éste, en su artículo 18, limita las alturas máximas de edificación en el sector en que se emplaza el edificio proyectado, a 8 metros o 3 pisos de altura, como se ha expuesto en los considerandos que anteceden.

En consecuencia, el antedicho acto adolece de ilegalidad, por lo que el reclamo interpuesto será acogido, coincidiendo este Tribunal con el parecer del señor Fiscal Judicial expresado en su informe de fs.135.-

Y visto, además, lo dispuesto en el Art. 151 de la Ley N 18.695, ° Orgánica Constitucional de Municipalidades, se declara que HA LUGAR, con costas, al reclamo de ilegalidad deducido a fs. 1 por GLORIA BELTRÁN ARACENA; MARÍA VERÓNICA MIQUEL y PATRICIO RICARDO GOYOAGA BERTRAND, en contra del permiso de anteproyecto de Edificación 50 de fecha 20 de octubre de 2015, de calle Eduardo Llanos N°s. 24, 25 y 26, y por calle Sucre 2362, 2388 y 2394, emplazado en la zona Z-3B, emitido y aprobado por la Dirección de Obras Municipales de la Municipalidad de Ñuñoa, el que en consecuencia se declara nulo”
Todo lo anterior y empeorado por el hecho que estaba en la audiencia precisamente una de las dueñas de la propiedad que obtuvo esta sentencia, dejó un amargo sentimiento en los presentes, dejando en claro que lo que se estaría tratando de aplicar en contra de los Ñuñoinos no sería otra que la antigua “ley del embudo”, donde a los vecinos que compraron hace pocos años en los pasajes y calles angostas de la comuna para estar protegidos del acoso y salvaguardando el valor de sus propiedades por la resolución 16 del año 1995 del Gobierno Regional Metropolitano, que con seguridad todavía están endeudados con los bancos, se les volvió a dictar un verdadero decreto de expulsión de la comuna, para regocijo de las inmobiliarias que podrán entonces presionarlos para conseguir los terrenos a precios más baratos.
Posteriormente, y a petición de los concejales, se mostró el mapa de la comuna indicando todas las calles, ni siquiera los predios sino las calles o pasajes, que eran afectados por la modificación de la altura de edificación en calles angostas, esta fue la gota que rebasó el vaso pues era impresionante la cantidad de calles y pasajes que verán comprometida su seguridad por este cambio in-consulto de normativa en calles angostas.
Resultaba además muy contradictorio el impacto en la comuna versus el objeto de la modificación 18, afectando sectores que no estuvo en la mente de nadie afectar, sectores donde no se hicieron audiencias públicas y están siendo seriamente perjudicados sus derechos.
Esta situación llevó al límite de la paciencia de los Ñuñoinos, en ese instante un grupo de vecinos muy afectados de la zona sur de Ñuñoa abrieron las puertas del salón comunal y accedieron a los balcones del Municipio desplegando un lienzo que acusaba de corrupción al Municipio de Ñuñoa y bajo los gritos de “Artículo 18 estafa comunal, a los Ñuñoinos nos tratan de engañar”, la fotografía del lienzo se puede apreciar a un costado de esta publicación.
Posteriormente los vecinos que hicieron este acto de desagravio hacia la comunidad Ñuñoina, nos indicaron que lo realizaron aburridos de la inoperancia de las instancias comunales, y que tienen la sensación que en los organismos comunales no se aprecia una real preocupación por los problemas que aquejan a los habitantes de comuna.
Aparentemente por la envergadura de este problema del artículo 18 no se dio el tiempo para tratar el tema de los balcones (cuerpos salientes), que también se modificó "erróneamente" en la publicación en el Diario Oficial y nuevamente en perjuicio de los vecinos, que permite que se pongan balcones hacia los predios vecinos, situación que está expresamente contradictorio con la propuesta presentada a los vecinos y que afecta al 80% del territorio de Ñuñoa.
La sesión del Concejo comunal terminó con la decisión del concejo de abrir una comisión investigadora. Pero después de otras experiencias similares que han ocurrido en el Municipio como el robo de los computadores de finanzas del Municipio, la comisión investigadora por las ilegalidades cometidas en La Dirección de Obras, sumarios que no conducen nunca a encontrar un responsable de nada, despidos de funcionarios con paracaídas de oro. La verdad que ese tipo de medidas ya no intimidan a nadie. Cuando los vecinos vean un real resultado puede que vuelvan a creer. Para revertir esta falta de confianza de la comunidad, se requerirá que las autoridades del Municipio hagan esfuerzos muy superiores a los observados. Medidas como crear una comisión investigadora cuando el problema fue generado por la SERMI del MINVU, no se le ve un objetivo claro más que tratar de aletargar a la comunidad molesta y que quiere una actitud decidida en contra de la SEREMI del MINVU.
Los vecinos asistentes al concejo y al observar la actitud pusilánime de la mayoría de sus autoridades, opinaban que esta actitud pusilánime era la causa de todos los males de la comuna y explica que ésta es la razón de fondo que las inmobiliarias hagan lo que quieran en la DOM de Ñuñoa y que el Municipio no sea capaz de enfrentarlas con decisión para defender a los Ñuñoinos afectados cuando éstas actúan al margen de la legalidad, explicando otros problemas y fenómenos conocidos el último tiempo, como que el Metro no cumpla con las promesas realizada, que venga un subsecretario y recientemente le falte el respeto al Municipio y sus funcionarios generando incluso una crisis de magnitud en el gobierno central, quedando claro que ahora fue la SEREMI Metropolitana quien se tomó atribuciones que no tiene, para en los hechos extorsionar a los funcionarios del Municipio con no aprobar la modificación 18 si se mantenía el artículo 18 del Plan Regulador Comunal, burlando claramente la legalidad y la voluntad de la ciudadanía y del Concejo comunal.
A la salida de la sesión, opinaban que nuestro Alcalde, nuestro Concejo comunal y nuestro COSOC no pueden dejarse arrasar ni humillar frente a este abuso de poder e irresponsabilidad por parte de la SEREMI, está llegando el momento que deben ponerse de pie y hacer valer sus atribuciones, que por demás las tiene de sobra para fijar la normativa urbanística que los Ñuñoinos solicitaron y pidieron, y que son en definitiva los mandantes que votaron por dichas autoridades y que pronto revaluarán en las urnas los votos otorgados anteriormente.
Como vimos en esta sesión del concejo, nuestros vecinos de la zona sur con mucho arrojo se expresaron en un acto claro de desobediencia civil y de disconformidad en una acción responsable que no provocó ningún daño ni rayados (salvo que afectó el ego de algunos), ver video en este link, por un tema repetitivo que lleva ya muchos años de abusos en nuestra comuna y de una actitud timorata de sus autoridades que está aburriendo a todos los vecinos de la comuna.
Las autoridades de la comuna no deben desaprovechar que las acciones de disconformidad todavía son responsables y en “buena onda”, para dar soluciones urgentes y mostrar una actitud distinta, que permita solucionar a la brevedad los serios problemas planteados por la irresponsable actitud de la SEREMI de Vivienda demostrada en la modificación 18 y no esperar que se afecte de manera irreversible la paz social.

lunes, 7 de octubre de 2019

Pasaje Silvio Guerrero en calle Pucará sale en noticia, por construcción ilegal en estrecho pasaje que no cumple con artículo 18 del PRC


Sigue haciendo noticia otra construcción con claros visos de ilegalidad frente a un pasaje angosto en Ñuñoa, por eso aparentemente les incomodaba tanto el Art 18 del PRC que limitaba razonablemente la altura a 3 pisos y se siguen haciendo esfuerzos por derogarlo.


Resulta penoso que este proyecto, además de ilegal, se apruebe en un angosto pasaje que recuerda a uno de los primeros mártires de Bomberos de Ñuñoa (Silvio Guerrero) y una de las casas que serán demolidas es la que llevaba la placa de dicho mártir. Esperemos que las construcciones que porfiadamente tratan de aprobar en estrechos pasajes no contribuyan a aumentar la cantidad de mártires y víctimas de Ñuñoa, todo el mundo debiera comprende lo difícil que es sofocar un incendio en lugares hacinados y con estrechos pasajes.

Ver historia de Silvio Guerrero en https://www.youtube.com/watch?v=ZkAThADHMh4
 
La Inmobiliaria Inspira SpA ingresa el 12 de julio de 2017 en la DOM una solicitud de anteproyecto para un edificio de 10 pisos, a emplazarse en los predios de la calle Pucará 5525 y 5539 y del pasaje Silvio Guerrero 1056, 1062, 1068, 1078 y 1084 donde existen actualmente 7 viviendas unifamiliares que el inversionista adquirió. El DOM aprueba el 20 de diciembre de 2018 ese anteproyecto, donde vecinos denuncian que dicho formulario no indicaba la respectiva fecha del ingreso de su solicitud.

La noticia en extenso figura en al menos dos sitios:

En la figura siguiente se puede apreciar enmarcado en rojo el sector donde se emplazará el edificio enfrentando el angosto pasaje Silvio Guerrero, empresa que compró solo la mitad de las viviendas del pasaje: